Saltar al contenido
Vecinos Informados

Cómo recolectar el agua de lluvia para aprovecharla dentro de casa

junio 4, 2021

La lluvia en lugares como la Ciudad de México está cargada de elementos y microorganismos que no la hacen para nada apta para ser bebida. Sin embargo, sí puede ser reutilizada para realizar diferentes labores en el hogar como trapear, regar las plantas o incluso usarla en el W.C.

Por eso, te decimos cómo recolectar la lluvia esta temporada para aprovecharla y de paso ahorrarte unos cuantos pesos al economizar el uso del agua.

Cómo recolectar el agua de lluvia

Lo más sencillo es poner cubetas en el patio o la azotea para que sirvan de captadoras del agua cuando llueva. Debes fijarte de no ponerlos cerca de desagües u otras estructuras que puedan contaminar el agua con polvo, hojas o basura.

Debes esperar al menos 10 minutos de que la lluvia empezó para comenzar a recolectarla. Este tiempo es suficiente para permitir que todos los contaminantes bajen y tengas agua en mejores condiciones.

Un estudio del Centro de Ciencias de la Atmósfera encontró que la lluvia de la Ciudad de México tiene metales como aluminio, plomo, zinc, mercurio y arsénico; además de microorganismos que podrían afectar tu salud. Así que es importante esperar para comenzar a recolectar la lluvia.

¿Cómo aprovechar el agua de lluvia?

Una vez que pasó el tiempo mínimo y comenzaron a llenarse tus recipientes, debes fijarte de que no haya otra fuente de contaminación como canaletas o tubos de desagüe. Cuando termine de llover, tapa el recipiente para evitar que se ensucie.

Para trapear tu casa

El agua que recolectaste te puede servir muy bien para limpiar los pisos tu casa. Sólo asegúrate de usar un poco de cloro para eliminar cualquier bacteria y no la uses en superficies como la mesa o la cocina para evitar enfermedades.

Para lavar la ropa

Lo más recomendable es usarla para lavar las jergas. Ahora que si quieres lavar tu ropa con agua de la lluvia, lo mejor será hervirla antes de ponerla en la lavadora para evitar que algo dañe tu piel.

Para regar tus plantas

A las plantas les vendrá muy bien el agua, pues los minerales que contiene son benéficos para ellas. Eso sí, no riegues las plantas del exterior pues con el agua de la lluvia tienen suficiente por unos cuantos días.

Para lavar tu auto

La ley de Murphy dictaría que el día que laves tu coche, lloverá. Mejor evítalo y al día siguiente de la lluvia, aprovecha esa agua recolectada para limpiar tu coche y dejarlo sin rastro de las gotas.

Para el W.C 

Una de las formas más fáciles de ahorrar en casa será usando el agua recién recolectada para llenar los tanques del W.C. Verás cómo la cuenta del agua te lo agradecerá.