Matrimonio de 56 años no lo quebró ni el sismo

Oaxaca. Entre las calles desoladas del municipio de Unión Hidalgo, otra de las zonas afectadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre, se encuentra un matrimonio de ancianos que han compartido sus vidas por 56 años.

Ignacia Martínez Fuentes, de 76 años de edad, narra qué dormía cuando el terremoto sacudió a la comunidad. Su esposo Francisco estaba a su lado y cuando sintieron la fuerte vibración en la cama, quisieron levantarse de inmediato pero el movimiento no les permitía siquiera ponerse de pie.

“Todas las cosas que teníamos aquí se cayeron y escuchábamos como tronaban las paredes. La tele se nos cayó y todos los muebles de la cocina se cayeron”, explicó ‘Nachita’, como la conocen en el pueblo.

La propiedad del matrimonio sufrió bastantes daños pues las estructuras que soportaban unos techos de teja se fracturaron y se encuentran en riesgo de colapsar en cualquier momento. Además, al caer los techos, los muros y pertenencias de la pareja se echaron a perder por las constantes lluvias que no paran. Francisco Villalobos Marín era un reconocido carpintero que tenía su taller en la parte trasera que después convertiría en un humilde pero fresco hogar para él y su mujer.

“Yo pensé que el susto o me iba a quitar la diabetes o me iba a matar aquí con mi viejito. Gracias a Dios no nos pasó nada ni a él ni a mí”, comentó ‘Nachita’, misma que más tarde confesó sentirse muy triste y angustiada por sus hijos.

Nachita y Panchito tuvieron cinco hijos que se encuentran viviendo en diferentes partes de Oaxaca. Uno de ellos tuvo pérdida total de su casa.

“Cuando lo fui a ver me puse muy triste y me esperé hasta llegar aquí a mi casa y me puse a llorar a escondidas. Mi hijo enviudó hace unos años porque su mujer tuvo cáncer y lo dejó con dos hijos y ahora no tiene donde vivir. Uno que más quisiera ayudarlo, pero yo ya no puedo ni conmigo y no sabemos cuánto tiempo pueda pasar para arreglar aquí” confesó ‘Nachita’.

La historia de este matrimonio es similar a la de muchas personas de la tercera edad que por su edad se ven incapacitados a trasladarse de un lugar a otro o a trabajar para poder reparar los daños de una catástrofe de ésta magnitud.

Comentários no Facebook